LA HISTORIA DEL GOLDFISH I

Los peces dorados en China:

Hace más de mil años, en china, se empezó a criar un pez. Éste era de gran popularidad entre los miembros de la corte y el palacio real. Se trata del carassius auratus, el cual hoy en día conocemos como Goldfish o Pez Dorado.

Aunque parezca imposible, este hermoso pez con diversidad de colores y formas es desdendiente de un simple carpín, de color café y larguirucho, muy simple. Sin embargo, pronto dará lugar a exóticos peces.

Algunos sostienen que la cría de este pez empezó en la dinastía Tang (618-907), mientras que otros dicen que fue en la dinastía Sung (960-1278). Viendo estos datos, podemos comprender ahora el porqué de tantas variedades. En su comienzo, los peces eran mantenidos en recipientes de madera. Años después fueron introducidos en peceras de vidrio, siendo introducidos más tarde a los estanques de los palacios y templos budistas.

Pronto, la aparición de peces de color rojizo era habitual en los estanques y poco a poco se uniformó la coloración rojiza en éstos, haciendo que el mantener a los peces dorados fuera una actividad popular entre los nobles. Luego de la dinastía Yuan (formada por los mongoles y de poca duración) viene la dinastía Ming, donde el goldfish toma un papel muy importante en la decoración de ornamentos para el hogar como jarrones y platos. Al final de esta dinastía, el goldfish era mas accesible en toda China, siendo mantenida en jarrones. Este es uno de los factores que permitieron que hoy en día tengamos variedades tan raras y bellas. Ahora el Carassius era mantenido en acuarios donde las mutaciones causaron la disminución del movimiento y capacidad visual no eran una desventaja. La doble cola, el aumento del tamaño de los ojos, la ausencia de aleta dorsal, entre otras, marcan las diferentes mutaciones que sufrieron.

Al llegar a la dinastía Ch’ing se van perfeccionando cada vez más las variedades, logando nuevas coloraciones: azul y negro. También surge la mutación de una de las variedades mas populares, el Oranda, que se caracteriza por un crecimiento carnoso en la cabeza. También se crean variedades con crecimientos alrededor o en los ojos como el “ojos de burbuja” y “celestial”, sin mencionar el “escama de perla”.

A pesar de los grandes golpes que ha sufrido el gobierno chino a lo largo de muchos siglos, la crianza del pez dorado parece ser una tradición muy bien arraigada y difícil de borrar de la historia.


Fuente: Comunidad de Acuariofilia Total. Revista Acuariofilia Total Edición #10